¿Los Mayas son nuestro futuro?

Del libro «El Libro del Destino» de Carlos Barrios

Al leer el capítulo: «La Historia Desconocida», me desconcertó cómo la descripción del autor se asemeja a lo que M. Keshe nos dice sobre nuestro futuro. Enseña que nuestro futuro está a punto de comenzar cuando renunciemos a nuestra adicción a controlar todo por nuestra mente y cedamos el control de nuestras vidas a nuestra Alma. Dentro de la trinidad de nuestro ser, el Cuerpo es el espacio de manifestación, la mente/alma de la fisicalidad es el sirviente y el Alma es el amo.

Los Mayas habitan una gran área en América Central desde México hasta El Salvador. Son una cultura muy antigua cuyos orígenes se remontan a tiempos anteriores a la época de la Atlántida y de Mu. Los Mayas creen que provienen de la constelación de las Pléyades; junto a ellos se ha encontrado un agujero negro. Todas las diferentes tribus nombran su origen Tulàn, que significa «Paraíso».

En esencia, la cultura maya se basa en la armonía y el equilibrio, siguiendo el orden natural de la Madre Naturaleza – en otras palabras, el Principio Universal. Su cultura se basa en los famosos Calendarios Mayas, según los cuales acabamos de iniciar la era del 5º sol JOB AJAW, un período de 5.200 años que comienza el 21 de diciembre de 2012.

Me gustaría presentarles el texto original del capítulo del libro de Carlos Barrios titulado «Historia Desconocida» (con pequeñas ediciones; nuestros comentarios están en azul):

Los seres más sabios fueron creados en los albores de esta humanidad. Su mirada abarcaba toda la Madre Tierra, no tenían un lenguaje como tal sino que transmitían sus pensamientos y visiones por medio de imágenes. Su fuerza y poder eran ilimitados. Sus pensamientos eran los pensamientos del Creador y su esencia era su esencia, el Gran Padre, Corazón del Cielo. Nada les era desconocido excepto la muerte. En ese momento todos los seres humanos, dondequiera que habiten en este hermoso planeta, han sido igual de magníficos caminando sobre la faz de esta hermosa Tierra.

Estos son nuestros orígenes prístinos; no evolucionamos de los monos, sino que vinimos de orígenes mucho más evolucionados que nuestras culturas actuales: venimos del pueblo védico, como los llama Anastasia. Fuimos creados a imagen del Creador y teníamos todos sus aspectos, cualidades y poderes.

Luego caímos de estas alturas por nuestra mala conducta en el plano material…

Sin embargo, los corazones de sus descendientes se llenaron de orgullo y vanidad. Eran tan arrogantes que creían tener el derecho de usar el resto de la creación para satisfacer sus deseos y caprichos personales. Ya que no tenían respeto por nadie más; ¿qué podían esperar nuestros hermanos los animales, los árboles sabios y la criatura de agua de ellos? Es más, ¿qué podía esperar de ellos la Madre Tierra o el Creador?

El orgullo hizo que tales seres creyeran que eran tan grandes como sus creadores y pronto olvidaron a sus creadores. Así, Corazón del Cielo llamó al Creador, al Hacedor, al Formador y al Dador de la Vida. Después de consultarlo, los dioses decidieron limitar el poder que habían dado a estos seres.

Esto no era un castigo; era una consecuencia que emanaba del Principio Universal. Es la armonía con el orden natural lo que mantiene viva la totalidad de la creación. Cuando no se respeta la armonía, un «poder superior», el Alma, intervendrá y pondrá todo en su lugar.

El consejo de dioses acordó así empañar los ojos de los seres humanos, y su vista hoy en día es limitada; ya no pueden ver las imágenes con las que el resto de la creación se comunica; significa que ya no pueden usar el lenguaje del Alma. Los dioses cerraron los oídos de los humanos para que sólo pudieran oír lo que estaba cerca; ya no pueden oír los sonidos del Universo. Han perdido su fuerza intuitiva; su poder es ahora sólo material. Y no ven el propósito para el que fueron creados.

Antes lo sabían todo excepto la muerte – ahora sólo conocen la muerte, pero son ajenos a todo lo demás. Y todas estas discusiones de opinión en los medios de comunicación y entre amigos no tienen sentido, porque hemos perdido nuestro marco de trabajo – por qué estamos aquí.

El mundo surgió porque al Creador/Alma le gustaba la idea. La realidad surgió en el espacio mágico de la NAJT, o espacio-tiempo. Para una mejor comprensión podemos comparar a Najt con una impresora 3D. En realidad no crea nada, porque todo lo que se manifiesta ya existe en el nivel del Alma como potencial, idea o pensamiento. Si vivimos de acuerdo con nuestra Alma, todos tenemos la capacidad de dar forma a las manifestaciones de energía, o Plasma. Cuando perdemos esta inocencia con la que nacemos, perdemos la capacidad de manifestarnos y nuestras vidas se enredan en la inconsciencia; y es entonces cuando nos volvemos frágiles y mortales.

Al habérseles quitado todos sus poderes, la humanidad se perdió; así que el Creador envió a los primeros Abuelos: B’alameb’, B’alam K’itze’, B’alam Aq’ab’, Majukutaj, I’ki’ B’alam.

También vinieron de las Pléyades y fueron grandes sabios, visionarios y magos increíbles. Habían conservado todas las cualidades de los seres humanos originales, que hemos perdido debido a nuestra arrogancia. Su patria se convirtió en nuestra patria, sus tradiciones en nuestras tradiciones, su legado en nuestra forma de vida. Nos enseñaron todo porque el lugar de donde vinieron es Najt, donde ocurre la realidad. Cuando vinieron a nuestro mundo, estaban desorientados, como si estuvieran perdidos fuera de su realidad. Anhelaban su lugar de origen y su dignidad, pero fueron enviados por el Gran Padre para tener descendencia y poblar la tierra para recordar a su Creador y Hacedor.

Estos abuelos fundaron la Cultura Maya para enseñar a todo el mundo cómo volver al Principio Universal y así recuperar el acceso a todos nuestros poderes originales. Para ayudar a prevenir otra caída, los Mayas vivieron desde entonces como una sociedad teocrática y su orden social y orientación individual salía de seguir los diferentes calendarios: nacías bajo un signo particular, que determinaba tu camino en la vida; tu familia y la sociedad que te rodeaba también lo sabían e hicieron todo lo posible para apoyarte en tu camino.

Sin embargo, sucedió de nuevo…

«El paso evolutivo del que formamos parte hoy en día no es sólo para nosotros. Esta evolución es para todo el Universo, un nuevo comienzo y una nueva vida para todos. Ahora el científico es igual al profeta; sustituiremos las religiones por la ciencia. La humanidad se verá a sí misma como parte de una creación y una religión unificada. Espero que esto suceda en algún lugar después de noviembre de este año.

La humanidad se ha convertido en parte del Creador, no en términos de la fisicalidad sino en términos del Alma. Veamos a dónde va el Alma del hombre y dónde entran las Almas del Universo para elevar el Alma del hombre. Ahora el Alma del hombre es débil y los campos del Alma de la Comunidad Universal son fuertes y elevarán el Alma del hombre». M. Keshe


Este hecho cambiará su vida (y el mundo)

Por Ziad Masri; presentamos la transcripción aquí. Es una declaración simple y clara que también confirma la forma de trabajo del Alma elegida por el Consejo Universal.

¿Quién está listo para transformar el mundo?

Albert Einstein dijo: «La realidad es sólo una ilusión, aunque muy persistente».

Lo que quiso decir es que el mundo físico es una ilusión. Como en una película proyectada en una pantalla… si te molestas por un personaje de la película y saltas y golpeas su imagen en la pantalla… sólo molestas a los demás en la audiencia. La verdad oculta de la realidad es que este es un universo construido sobre energía pura – conciencia pura. Sólo aparece y se siente sólida porque así es como nuestro cerebro está programado para percibirla y sentirla. Sin embargo, esta conciencia no tiene límites físicos. Está íntimamente interconectada en todas partes.

Pero a pesar de este conocimiento que ha sido escrito en innumerables textos místicos antiguos, y probado una y otra vez por la ciencia moderna, seguimos comportándonos como si no fuera cierto. Seguimos usando el viejo modelo paradigmático de un universo físico cuando intentamos cambiar el mundo y arreglar sus problemas. Lucha contra la pobreza. Lucha contra la destrucción del medio ambiente. Lucha contra la crueldad animal. Lucha contra los políticos corruptos. Lucha contra la injusticia y el acoso. ¡Y aún así no nos damos cuenta de que nuestra lucha ayuda a perpetuar estos problemas!

Porque vivimos en un universo puramente energético, basado en la conciencia. Y cuando luchamos contra cualquier problema o injusticia con ira y resistencia en nuestro corazón, nuestra conciencia está literalmente sembrando el campo de energía para la humanidad con energía negativa contraída. Así que aunque parezca que eres una ayuda en el frente físico, y lo que estás luchando parezca que está mejorando, no habrá una solución real y definitiva porque la semilla energética que plantaste estará viva. Y se unirá con otras energías de su tipo de todo el mundo y reforzará la manifestación de nuevos problemas. Porque así es como funciona la realidad = la conciencia crea literalmente la realidad física.

Su estado de conciencia, junto con el de todos los demás en el planeta, es lo que está creando el futuro de nuestro planeta momento a momento. Así que no es realmente importante lo que estás HACIENDO, sino lo que estás PENSANDO o más bien lo que estás SIENTIENDO!

Pero – porque hemos sido mal educados y mal informados – a menudo no entendemos este simple hecho. Y estamos luchando por un mundo mejor en el frente físico, mientras que nuestra conciencia subyacente está sirviendo como un proyecto para que nazcan más injusticias y más problemas en el mundo. Y es un círculo vicioso que no terminará hasta que todos despertemos a la verdad.

La verdad es que ninguna cantidad de peleas, protestas y campañas creará un cambio real y duradero mientras haya ira, odio y resistencia en nuestros corazones. Hemos estado en este camino inútil durante siglos. Un problema resuelto y uno nuevo surge en su lugar, necesario por la energía negativa que resolvió el primero.

¿Cuándo nos daremos cuenta de que tiene que haber un camino mejor?

Bueno, ese camino mejor se nos probó hace cuatro décadas, pero nadie se dio cuenta. En 1978, se realizó un estudio científico en un grupo de 7.000 meditadores que meditaron durante 3 semanas en un estado de amor y paz. Lo que sucedió después fue absolutamente asombroso: se descubrió que durante este período,

– los índices de criminalidad mundial bajaron un 16%!

– Los suicidios y los accidentes de coche a nivel mundial disminuyeron.

– Lo más sorprendente de todo, fue la disminución del 72% en la actividad terrorista global!

¡Deténgase y piense en eso por un momento!

El mundo entero cambió literalmente debido a un grupo de sólo 7.000 meditadores = 0,00009% de la población mundial; que permanecieron en coherencia en un estado de conciencia superior. Un estado de amor y paz. Y este resultado ocurrió precisamente porque no vivimos en un universo físico. Estas poderosas olas de amor y paz fueron sentidas subconscientemente por toda la conciencia colectiva de la humanidad – simplemente porque ya somos Uno – si lo sabemos o no. Estos meditadores afectaron el comportamiento de las masas sin que la gente se diera cuenta.

Así que es hora de que despertemos a estas verdades sobre nuestra realidad. Es hora de que dejemos el viejo paradigma que nos dice que el mundo cambiará luchando por el cambio. Y es hora de abrazar el nuevo paradigma que nos permite a todos y cada uno de nosotros cambiar el mundo de una manera real y duradera.

A través del increíble poder de nuestra conciencia. No hay límites a nuestro poder cuando nos alineamos con una visión más veraz del mundo en el que vivimos. El amor que sentimos en nuestro corazón es un poder real que tenemos. Es literalmente la fuerza más poderosa de la Tierra. Esto no es un cliché = hemos sido condicionados a creer que no tiene un efecto real. Pero hemos visto que su poder está cambiando el mundo. Y una persona – USTED – tiene cantidades ilimitadas para plantar como semillas en la conciencia colectiva.

Así que vamos a empezar este mismo momento. Cierra los ojos, abre el corazón y envía amor al mundo. Siente la paz y deja que tu conciencia permanezca allí. Cada segundo que haces esto literalmente reescribe el futuro de nuestro planeta con un nuevo plan energético. Y entonces, si estás destinado a tomar alguna acción física para ayudar al mundo, será inspirado espontáneamente por el amor y será infinitamente más poderoso que lo que es alimentado por la ira justa. El amor puede llevar a una acción valiente y asertiva. No significa ser pasivo. E incluso sin acción física, estás ayudando a cambiar el mundo en un nivel energético fundamental que realmente crea la realidad.

Eres el superhéroe y salvador que has estado esperando.


Redescubrir las emociones a través de la Comunicación No Violenta

 


Ejemplo de una lección de conducción

 


La Voz del Alma

 


La Condición Humana

 


Cómo abrir el Portal de la Abundancia

 


La ciencia del cumplimiento de los deseos

 


Jesús – una historia de éxito