Pruebas de infección

Prueba de 10 segundos

Haz esta prueba cuando no tengas GaNS; te da resultados con una precisión del 90%:

Aguanta la respiración durante 10 segundos. Si no está sin aliento ni tos, no tiene una infección.

La prueba con GaNS

  1. Rocíe el plasma líquido 1C1L#1 por todo el cuerpo de la cabeza a los pies, de frente y de atrás.
  2. Luego rocíe el Plasma Líquido 1C1L#2 sobre la parte del cuerpo desde el estómago hasta los pies, adelante y atrás.

Cuando sientes presión o dolor, estás infectado con un 100% de certeza. Esta es una presión de campo magnético, no un dolor clásico.

Prueba de pH

Una tercera prueba es comprobar el pH de la saliva o la sangre (tomar la muestra de alrededor del área que duele). El virus cambia el pH a ácido cuando logra implantarse en el cuerpo.

¿Cómo funciona el test de GaNS?

Ya hemos aprendido que la interacción entre los campos magnéticos del sol y la tierra crea luz así como los diferentes materiales en este planeta. De la misma manera, la interacción entre el virus y el cerebro crea dolor, que es la consecuencia de la presión magnética.

Si aplicas el plasma líquido y no tienes un virus, no habrá interacción, así que no sentirás nada especial. Si, por el contrario, has cogido el virus, su interacción con el plasma líquido se materializará en forma de dolor debido a la presión magnética.

Por eso la prueba de plasma líquido le mostrará la presencia del virus en su sistema con un 100% de precisión. Hacer esta prueba dos veces al día le permite saber con certeza si ha contraído el virus o no. Recuerde que el período de incubación puede ser superior a 12 días, por lo que la prueba le indicará antes que los síntomas.

Al mismo tiempo, no sólo es una prueba sino también un método de protección muy eficaz: al pulverizar, se cubre el cuerpo con una capa protectora, que es más débil que el virus y por lo tanto capaz de agotarlo rápidamente.